Historia

La empresa Transportes Mosquera se gesta gracias al espíritu pionero de los hermanos José Benito y Leandro Mosquera Piteira, ganaderos nacidos en Seoane -O Carballiño-. A comienzos de 1930, ambos se desplazaban por distintas zonas de Galicia, comprando y vendiendo ganado. 

El carácter emprendedor de los hermanos les llevó a iniciar su actividad en el negocio del transporte. Al principio se dedicaron exclusivamente al transporte de ganado, pero pocos años después, en 1949, comenzaron su decidida apuesta por el transporte de pasajeros y paulatinamente comenzaron a adquirir vehículos y concesiones en Vila de Cruces, Lalín, Bandeira, Silleda o Santiago de Compostela.

Gracias al empuje y decisión de José Manuel -"Lolo"- Mosquera, el mayor de los hijos de los propietarios, en los años 60 comienza una etapa marcada por la modernización de la empresa y la adquisición de nuevos vehículos.

A finales de esa misma década, con la aparición de los contratos de transporte escolar y la adjudicación de varios de ellos en la zona de Vila de Cruces, Cercio y Lalín, la empresa comienza a asentarse como una referencia dentro del transporte de viajeros en Galicia.

El 27 de diciembre de 1974 nace la sociedad que conocemos hoy, constituyéndose  en Sociedad Limitada e integrda por José Benito Mosquera Piteira y los hermanos Leandro y José Antonio Mosquera Pampín -hijos de Leandro Mosquera Piteira-.

Es a partir de ese año, con la adquisición de varias empresas de la zona, cuando se produce el salto cualitativo de la compañía. Así, en 1980 se construyen las instalaciones de Vila de Cruces, con más de 3.000 metros cuadrados que centralizan la actividad de la compañía.

En 1985 la empresa se establece en Santiago y ya en 1993 inaugura sus instalaciones en la ciudad del Apóstol, con más de 1.000 metros cuadrados para oficinas, taller y garaje.

Actualmente la empresa está dirigida por Julio y Leandro Mosquera Pampín -hijos de los fundadores- desde los centros de trabajo de Vila de Cruces y Santiago de Compostela. Ambos comparten la responsabilidad de la gestión y la administración de la empresa. A su vez, la tercera generación de la familia ha comenzado ya a asumir un importante peso en el funcionamiento de Autocares Mosquera.